ËDA: dos países, dos culturas y una propuesta musical psicodélica